Mi vecina siempre echa aceite de oliva en mandarinas, después de descubrir porque lo hacía, ¡ahora lo hago siempre!

¿Quién no se ha puesto a experimentar ciertas cosas en la cocina cuando queremos mejorar los olores en la casa?

Es verdad que muchas personas no contamos con el tiempo necesario para dedicarle a nuestro hogar porque simplemente pasamos día y noche trabajando por un sustento y el cansancio después de dicha jornada es tal que llegamos, cenamos, nos bañamos y dormimos.

Sabemos bien que así seamos unos fanáticos de la limpieza, nuestros hogares siempre van a tener algo de polvillo o un lugar que quede menos limpio que otro, es por ello que, para ti, fanático, te recomendamos relajarte un poco debido a que a la larga vas a sentir unas repercusiones muy grandes y negativas en tu salud.

No obstante, muchas de estas personas que no tienen tiempo para dedicar a lo que realmente le pertenece prefieren hacer una llamada a la ama de casa y gastarse una suma de dinero en un servicio que si bien puede ser muy bueno, al final seguimos sufriendo pero no tanto por el sucio sino por el dolor que tenemos en los bolsillos.

Es por esta razón que en el siguiente artículo te daremos razones para que puedas mantener tu casa limpia y de paso aromatizada para cuando llegue alguna visita de amigos o familia o también ese alguien especial, puedas sentirte más que cómodo en el sitio donde estas. Recomendamos que tomes nota de lo que leerás a continuación:

¿Qué hacer para mantener aromatizado nuestro hogar?

Muchas son las respuestas a esta interrogante pero sin duda la que más calza al momento de llevarse el premio son las velas aromáticas, es verdad que también existe el incienso pero este no es de tan larga duración a pesar de que expide un olor con una fuerza muy similar al de una vela.

Cómo hacemos velas naturales en casa:

1. El primer paso que debemos realizar es cortar una mandarina por la mitad para luego con el sumo cuidado cortar la cascara, esta es la parte que necesitaremos para la elaboración de la vela.

2. Si esto no funciona, le recomendamos con la mano sacar el contenido de la mandarina procurando que a esta no le pase nada.

3. Procedemos a cubrir con aceite de oliva la mandarina con cuidado de no cubrir las hebras de la misma pues son lo más importante.

4. Dejar reposar aproximadamente unos treinta minutos dando tiempo a que la misma pueda absorber lo que estamos haciendo.

5. Posteriormente con la ayuda de un cerillo y colocado en un sitio donde no manche procedemos a encender la vela, aparte de no tener un problema con los olores es una de las mejores formas naturales de realizarla.