Esta Hoja es uno de los principales aliados para prevenir el Alzheimer y la anemia

Las hojas de betabel, que en muchos lugares del mundo se conoce como remolacha, aparentemente empezaron a ser cultivadas en la región Mediterránea desde el año 2000 A.C., extendiéndose luego a Babilonia y a China. Este vegetal pertenece a la familia de los Chenopodioideae, a la cual también pertenecen vegetales como: la espinaca, la acelga y la quínoa, entre otros. Debido a su resistencia a temperaturas bajas, es uno de los vegetales preferidos de los cultivadores de la región norte del planeta.

Comúnmente, las personas suelen utilizar el betabel y descartar sus hojas; sin embargo, éstas pueden ser utilizadas de distintas maneras; bien sea en ensaladas, como acompañamiento o junto con otras verduras. Si usted es de los que acostumbra echar a la basura las hojas de betabel, después de leer este artículo lo pensará dos veces.

Hojas de betabel: beneficios

El contenido de las hojas de betabel, las hacen un alimento muy nutritivo. Tienen gran cantidad de proteínas, minerales como el fósforo, zinc, potasio, cobre, manganeso, calcio, hierro y magnesio. Además son altas en vitamina B6, vitamina A, vitamina K y vitamina C. Y, por si fuera poco, tienen alto contenido de fibra dietética.

El alto contenido de vitamina K que poseen, ayuda a favorecer la coagulación sanguínea, por lo que son un excelente cicatrizante. Por su parte, el calcio que contienen, ayuda a fortalecer la estructura ósea y prevenir la osteoporosis. Además, la vitamina A fortalece el sistema inmune y favorece la producción de glóbulos blancos.

Estudios recientes afirman, que las hojas de betabel pudieran jugar un papel importante en la prevención del Alzheimer. De igual manera, este alimento, contiene poderosos antioxidantes que previene la formación de radicales libres.

Con todos estos beneficios, no estaría demás incluirla en nuestra dieta. A continuación, mostramos una deliciosa receta que puede utilizar para hacerlo.

Hojas de betabel salteadas con betabel asado

Ingredientes

  • Un poco de betabel con sus hojas.
  • 60 ml de aceite de oliva.
  • Dos dientes de ajo picado finamente.
  • Dos cucharadas de cebolla picadita.
  • Una cucharada de vinagre de vino.
  • Sal.
  • Pimienta

Modo de Preparación

Para el betabel: precaliente el horno a 350 grados F, lave bien el betabel y reserve las hojas. Coloque el betabel en un recipiente para hornear, agregue el aceite de oliva e introduzca en el horno durante 45 minutos, o hasta introducir un cuchillo y que esté blando. Una vez esté listo, sirva con el vinagre de vino o con mantequilla, sal y pimienta.

Para las hojas de betabel: lave bien las hojas y elimine los tallos grandes, pique las hojas en trozos de 2 a 3 cms. Caliente un sartén con aceite de oliva y sofría la cebolla junto con el ajo por unos 3 minutos. Añadas las hojas de betabel y agregue sal y pimienta al gusto. Deje que las hojas se cocinen unos minutos hasta estar blandas.

Curiosidades sobre las hojas de betabel

Se recomienda consumir las hojas de betabel antes de que transcurran tres días refrigeradas; sin embargo, después de este periodo, pueden ser congeladas y utilizadas en sopas o caldos.

El betabel ha sido cultivado desde tiempos inmemoriales; sin embargo, la civilización romana, consumía únicamente las hojas y tallos, mientras que la raíz era utilizada sólo con fines medicinales.