Cómo cocinar un huevo cocido gigante para sorprender a tus comensales

Si te gusta cocinar, sabrás lo importante que es una buena presentación para lograr que tus platos luzcan apetitosos y atraigan la atención del comensal.

Para lograrlo, no hace falta realizar complicados dibujos con vinagre balsámico o castillos de naipes con las piezas de comida. Lo sencillo, pero insólito, suele ser más efectivo.

Hoy queremos mostraros cómo crear un huevo cocido gigante con el que dejar alucinados a los invitados, sobre todo si os ven filetearlo. Y es que este truco es bastante curioso, y los más pequeños de la casa se quedan ojipláticos con él.

Más que un huevo cocido gigante se trata de un cilindro, que podremos cortar en láminas según nuestras necesidades. Con esta técnica nos aseguramos que todas las láminas sean iguales, además de ahorrarnos el incómodo trabajo de pelar la cáscara de los huevos cocidos.

RECETA

INGREDIENTES Y UTENSILIOS:

  • 10 huevos.
  • Agua.
  • 1 olla.
  • 2 cuencos.
  • 1 tarro cilíndrico.
  • Una tapadera.
  • 2 tubos de plástico (de diferentes diámetros).

PREPARACIÓN:

1. Pon la olla con agua a hervir.

2. Introduce en ella el tarro, que debe ser cilíndrico y de al menos 15 cm de alto, y colócale la tapa de la olla encima para evitar que se mueva.

3. Mientras, vamos separando las claras de las yemas.

4. Retiramos el tarro de la olla, lo secamos por fuera y lo llenamos con las claras. Si no resultan suficientes para llenarlo hasta arriba, añadimos más claras de huevo (también puedes comprarlas aparte en algunos supermercados o tiendas para deportistas).

5. De nuevo lo metemos en la olla, donde tendremos las claras cocinándose durante 30 minutos.

6. Pasado ese tiempo, tendremos una clara del tamaño de nuestro tarro, que volveremos a sacar de la olla.

7. Con la ayuda del tubo más estrecho, que habremos lavado a fondo previamente, corta y retira el centro del cilindro de clara.

8. Bate las yemas de huevo e introdúcelas en el hueco que acabas de crear.

9. Una vez más, mete el tarro en la olla y tápalo. Es importante que el tarro esté cubierto tanto como sea posible, así que añade agua.

10. Pasados 25 minutos, tendrás tu huevo cilíndrico gigante. Puedes usar el tubo de plástico más ancho o un cuchillo para sacarlo del tarro.

Si te quedó alguna duda, no te pierdas el vídeo:

Si te gustó esta receta, ¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!