5 alimentos y dieta para el hígado graso

Acelgas

Es un excelente tónico para limpiar y rejuvenecer el hígado, ya que su riqueza en fibra la hace ideal contra el estreñimiento, sus propiedades son altas en vitaminas hierro magnesio potasio y agua.

Alcachofas

Tienen un efecto regenerador del hígado gracias a su contenido en cinarina, un bioflavonoide. Además de tomar alcachofas como verdura, para gozar de sus ventajas terapéuticas hay que tomar infusiones de sus hojas y tallos. El jugo fresco de la alcachofa resulta también muy terapéutico y se puede preparar licuando las hojas y tomando un vaso en cada comida.

En lugar de tirar las hojas más duras y los tallos, se puede preparar una infusión con 100 g de hojas y tallos de alcachofas por litro de agua. Hay que tomar 3 tazas al día.

Jengibre

El jengibre contiene antioxidantes y también ayuda a bajar los triglicéridos. Se puede hacer un té de jengibre rallando 2 cucharadas de raíz de jengibre, se coloca en agua caliente, y se deja reposar unos minutos y se toma. Otra opción es agregarle jengibre rallado a las ensaladas.

Rábanos

Descongestiona y desintoxica el hígado al favorecer el vaciado de la bilis. Se pueden añadir crudos a la ensaladas o tomar cada día un vaso de jugo fresco de rábano, endulzado con miel, antes de las comida.

Toronja

Se cree que la naringenina que contiene el pomelo puede activar los químicos responsables de la oxidación de ácidos grasos. También podría disminuir la grasa corporal y atenuar el síndrome metabólico, dos factores que a menudo contribuyen a la enfermedad de hígado graso.

Recuerda que toda alimentación y actividad física mejoran tu calidad de vida. Mente sana cuerpo sano.

Alimentos a evitar si tienes hígado graso

  • Alimentos ricos en grasas saturadas como las frituras, rebozados, snacks salados fritos, dulces, bollería industrial, comida chatarra y comidas preparadas.
  • Embutidos ricos en grasa como el chorizo, salchichón, mortadela, morcilla, etc.
  • Lácteos enteros y derivados ricos en grasa como la mantequilla, la nata o los quesos curados.
  • Harinas procesadas.
  • Carnes ricas en grasa como algunos cortes de cerdo y ternera, el bacon, la panceta, etc.
  • Todo tipo de bebidas alcohólicas.
  • Refrescos, bebidas azucaradas y zumos envasados.
  • Salsas a base de crema o leche.
  • Cualquier producto que sea rico en grasa.

Opciones para desayunar

Opción 1

  • 2 tostadas de pan integral con mermelada sin azúcar añadido.
  • Un plato de frutas de tu preferencia.
  • Una taza de café con leche desnatada o vegetal como la de soja, almendra o arroz.

Opción 2

  • Sándwich de pan integral con queso fresco o requesón, jamón de pavo y rúcula.
  • Una pieza de fruta de tu preferencia.
  • Una taza de café con leche desnatada o vegetal como la de soja, almendra o arroz.

Opción 3

  • Un bol de leche desnatada o vegetal con cereales integrales. Se deben evitar los cereales blancos y/o azucarados.
  • Un yogur desnatado natural acompañado de una fruta de tu preferencia.
  • Un vaso de zumo natural de naranja o de la fruta de tu preferencia.

Alternativas para almorzar

Opción 1

  • Una porción de pescado a la plancha (salmón, atún, mero, merluza, dorada, etc)
  • Puré de zanahoria sin nata o crema.
  • Una manzana, pera o plátano de postre.

Opción 2

  • 2 piezas de pollo al horno elaborado con limón, aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Espárragos y champiñones salteados a la plancha con una cucharadita de aceite de oliva.
  • Un yogur natural desnatado de postre.

Opción 3

  • Una porción de ternera sin grasa a la plancha.
  • Una porción de arroz integral.
  • Ensalada de lechugas variadas, tomate, aguacate y aceitunas aderezada con una cucharadita de aceite de oliva y vinagre.
  • Una fruta o yogur natural desnatado de postre.

Qué cenar con hígado graso

Opción 1

  • Crema de zanahoria casera elaborada sin nata o mantequilla, solo con un poco de leche desnatada.
  • Una porción de atún a la plancha.

Opción 2

  • Salteado de las verduras de tu preferencia elaborado con una cucharada de aceite de oliva. Puedes emplear vegetales como los espárragos, champiñones, calabacín, berenjena, cebolla, brócoli y espinacas.
  • Tortilla francesa de claras rellena con dos lonchas de pechuga de pavo.

Opción 3

  • Una pechuga de pollo a la plancha aderezada con sal y limón.
  • Una porción de vegetales al vapor ricos en fibra como el brócoli, las alcachofas o la zanahoria.