10 Alimentos Que Desintoxican Y Limpian Tu Cuerpo Naturalmente

Las toxinas que invaden nuestro organismo pueden ser muy dañinas y afectar los órganos vitales como pulmones, riñones, hígado y corazón, es por esto que es indispensable aprender a desintoxicar el cuerpo.

La alimentación es la vía más eficaz para depurar tu cuerpo, debido a que las propiedades naturales de algunos productos ayudan a eliminar las toxinas. Por ejemplo, tu dieta diaria puede incluir ciertos alimentos que son familiares , pero que tienen un enorme poder desintoxicante.

Con ese motivo, en esta oportunidad queremos mencionarlos en una lista para que puedas incorporarlos fácilmente a tu dieta diaria. Como resultado, lograrás una desintoxicación y limpieza profunda en tu organismo. Quizás ya consumes varios de ellos a diario. Acá van:

Remolacha, betabel o betarraga

La betarraga es una raíz sumamente popular por su característico sabor y ya que contiene muchas propiedades nutricionales: contiene vitamina C, hierro y fibra, lo que entre otras cosas ayuda a la circulación de la sangre. Si bien puede ser preparada como ensalada, esta raíz vegetal también se puede consumir en forma de jugo. La popularidad con la que goza la betarraga es tal, que incluso cuenta con un museo dedicado a ella, el que está ubicado en España.

Contiene un antioxidante llamado betaína, que es un pigmento vegetal responsable del distintivo color rojo. La betaína mejora la estructura celular y repara y regenera las células de nuestro hígado (el principal centro de desintoxicación del cuerpo). El hígado defiende a tu cuerpo de todas las toxinas a las que está expuesto, por lo que agregar un vegetal desintoxicante natural te ayudará mucho.

Tip: cocer la remolacha al vapor o hervirla con su cáscara para mantener todos los nutrientes vitales. Hornear o asar también son opciones deliciosas para un plato de acompañamiento. El uso de la remolacha o betabel en su forma cruda para un licuado saludable se está volviendo popular en todo el mundo. También puedes rallarla para una ensalada.

Cebolla y ajo

Contienen flavonoides, que ayudan en la producción de glutatión, uno de los antioxidantes más fuertes del hígado. Estimulan al hígado a producir enzimas de desintoxicación que filtran los residuos tóxicos del sistema digestivo. Además, quitan parte de la carga de este órgano y tienen poderosas propiedades antibacterianas, antiparasitarias e inmunoestimulantes. Cualquier dieta de desintoxicación debe incluir estos dos ingredientes.

Tip: El ajo crudo o frito puede ser una gran adición a una ensalada. Un ajo asado con una galleta es un refrigerio saludable y desintoxicante para tu día ajetreado.

Verduras de hoja verde

Le dan al tracto digestivo un impulso desintoxicante de clorofila. Este pigmento vegetal es responsable del consumo de luz en el proceso de fotosíntesis, que genera energía. Pero además de esto, tiene la capacidad de conectarse con toxinas y otros radicales libres para convertirlos en materiales neutros. También limpia los metales pesados que se acumulan en nuestro cuerpo.

La clorofila también tiene propiedades antiinflamatorias, y estas alcalinizan el cuerpo para ayudar a eliminar la acidez de los fluidos corporales.

Tip: los alimentos modernos tienen mucha acidez, por lo tanto, asegúrate de que tu cocina esté llena de espinacas, col rizada, pasto de trigo y otras verduras de hojas verdes. Agrega hierba de trigo a tus batidos o jugos. Haz una deliciosa sopa de espinacas, o cocina la col rizada con aceite de oliva y especias para tus pizzas de repollo.

Agua de limón

En general, los cítricos son excelentes para tu sistema digestivo porque están llenos de vitamina C y son ricos en antioxidantes. Este potente compuesto activa las enzimas hepáticas para hacer que las toxinas sean solubles y da un puntapié a los intestinos estancados. Esto significa que toda la contaminación puede eliminarse fácilmente de tu cuerpo.

Tip: comienza la mañana con un vaso de agua tibia mezclada con jugo de limón o lima, una pizca de sal marina y un poco de miel o jarabe de arce. Bebe esta mezcla con el estómago vacío para aumentar tu nivel de energía durante el día y para obtener mejores evacuaciones y así tener una mejor piel.

Semillas y nueces

Son una excelente alternativa si no puedes evitar comer bocadillos, porque así te aseguras de que son saludables. Siempre mantén a la mano una bolsa de nueces y semillas como almendras, semillas de lino o girasol.

Una ingesta regular de almendras te ayudará a deshacerte de todos los dépositos de grasa que se acumulan alrededor de tu hígado. Las nueces contienen altos niveles de ácido arginino, que ayuda al hígado a desintoxicarlo del amoníaco.

También son geniales para ayudar a tu cerebro a funcionar mejor. Las semillas de linaza suben tu estado de ánimo: cuando se muelen, proporcionan fibra para ayudar a eliminar las toxinas de tu tracto intestinal.

Otra buena noticia es que la fibra de lino suprime el apetito y ayuda a perder peso. Las semillas de girasol proporcionan magnesio, un mineral que mantiene los niveles de presión arterial normales, ayuda a mantener un ritmo cardíaco constante y aumenta la lipólisis (el proceso por el cual el cuerpo libera la grasa de sus reservas).

Yogur

Está lleno de probióticos que suministran bacterias saludables para fortalecer la flora natural del tracto intestinal, ayudando a la digestión y aumentando la respuesta inmune del cuerpo. Básicamente, el yogur aporta bacterias beneficiosas para el intestino para iniciar la digestión y ayudarlo a deshacerse de las toxinas.

Tip: evita los yogures “sin grasa” o “bajos en grasa”, ya que contienen mucha azúcar.

Diente de león y té verde

Ayuda al hígado al filtrar las toxinas y los desechos del torrente sanguíneo. El té verde es mucho más rico en antioxidantes que el té negro o el oolong, a pesar de que todos provienen de la misma planta. La cafeína contenida en el té verde da a esta bebida energizante un efecto diurético, que ayuda a aliviar la hichazón al contrarestar la retención de agua.

Tip: elige dientes de león de tu jardín o en tu próximo viaje de excursión. Prepáralos para crear un té simple y desintoxicante que te mantendrá caliente y saludable en los días fríos.

Jengibre

El jengibre ayuda y mejora la producción de ácido estomacal, que a su vez elimina los parásitos y protege nuestro cuerpo de las infecciones. Éste es un ingrediente común que disminuye la hinchazón, mantiene el colon funcionando correctamente y lo libera de los desechos y las toxinas malas. Es bueno para la eliminación de parásitos y también contra náuseas y gases. También hace que fluyan los jugos digestivos, lo que ayuda a que tu sistema digestivo sea más eficiente. Esta raíz mágica mejora tu metabolismo y respalda las funciones hepáticas todo el día.

Tip: hay miles de maneras en que puedes usar jengibre. ¡Prueba el té de jengibre con miel y limón, o agrégalo a tus batidos, ensaladas, sopas o cualquier otra cosa que cocines u hornees!

Zanahorias

Son ricas en glutatión y son uno de los vegetales de desintoxicación más poderosos. También están repletas de betacaroteno y vitamina A. Las zanahorias tienen grandes beneficios cardiovasculares y ayudan a mejorar tus funciones inmunológicas generales.

Tip: una forma de desintoxicar tu cuerpo es alejarte de cualquier alimento procesado por un día o dos. Comer más zanahorias y otras verduras crudas y beber jugo de vegetales frescos varias veces al día te ayudará a eliminar muchas toxinas. Agrega té verde o diente de león a esto, y estarás listo para comenzar el día.

Pepinos

Los pepinos rara vez obtienen la atención que merecen, a pesar de que están llenos de beneficios. Uno de sus atractivos es la desintoxicación del cuerpo, ya que ayudan al tracto digestivo y limpian el hígado. Nos ayudan a mantenernos hidratados y son un alimento diurético natural, lo que significa que ayudan al cuerpo a producir más orina para eliminar del cuerpo toxinas y desechos de la sangre y las vísceras.

Tip: los pepinos también reducen la hinchazón y la retención de agua, una gran razón para comer unos pocos después de una noche de alimentos salados o alcohol.

Jugo hecho en casa para eliminar las toxinas y los parásitos del colon

Ingredientes:

  • Sal marina
  • Agua tibia
  • Jugo de manzana
  • Jengibre
  • Jugo de limón.

Preparación:

Agregar una cucharadita de sal marina en un vaso de agua tibia y mezcla con jugo de manzana, jengibre y jugo de limón fresco. Hacer una cantidad razonable y guardarla en el refrigerador. Cada vez que sientas sed, toma un vaso o pruébalo junto con una comida. Ahora sólo debes aplicar estos sabios consejos y sentirás la gran diferencia en tu cuerpo.